¿Te Enojas Por Tener Sobrepeso?… Una Forma De Controlarlo

Tener enojo o cólera por tener sobrepeso u obesidad es un camino muy prolongado y doloroso. Te confieso que yo pase por una etapa en que me molestaba enormemente el estar “gordita”.

Me veía al espejo y me daba coraje el hecho de tener un cuerpo muy pasado de peso. Mas aún me molestaba el hechocontrola-el-enojo de ver a mis hermanas delgadas (tengo 2) y comiendo lo que querían, mientras yo me tenía que mantener a dietas prolongadas con la ilusión de poder bajar de peso, sin conseguirlo.

Si tu has sentido o sientes rabia, ira o enojo por el peso corporal te entiendo perfectamente.
Se que te dan ganas de refugiarte en lo mas cálido y cómodo: el alimento. Ya que:

  • Te hace sentir bien porque te reemplaza “el vació”.
  • Es algo que puedes hacer tu solo.
  • Te hace olvidar por un tiempo.

El alimento llena el hueco que queda por falta de comprensión, reduciendo tu enojo por un tiempo.

Por desgracia esto es mas que un circulo vicioso, es algo denominado espiral descendente y si no se controla puede caer en desordenes alimenticios y esto, créeme, no te llevara a nada bueno. Lo único que conseguirás es seguir comiendo sin medida.

Te voy a recomendar una forma efectiva para controlar este enojo por estar pasado de peso y no poder bajarlo. Esta manera me resulto de muchísima ayuda a mi.

Hablalo con conocidos o familiares que tengan el mismo problema.

Esto es fundamental, ya que al momento de comunicarlo con otras personas que también están pasando por tu misma
situación no te sentirás solo(a). No te encierres y te generes un conflicto con tus pensamientos. es muy importante sentir que otros comprenden tus problemas. El apoyo es maravilloso.

Pregúntate ¿Cual fue tu detonante?. Recuerda en tu pasado, que te hizo enojarte por el peso. Por ejemplo, en mi caso era ver a mis hermanas que comían las cosas que a ellas le gustaban, sin restricción alguna, y se mantenían delgadas.
Busca que fue lo que motivo tu coraje con el sobrepeso y obesidad, puede ser que alguno de tus padres padeciera de lo mismo y te heredo su forma de alimentación, o el hecho de no tener fuerza de voluntad para comenzar un régimen alimenticio. Por lo que haya sido, clarifica tu mente y piensa en ese momento; Ahora, imagínate  a ti con una actitud positiva ante esa situación, crea tu propio escenario y cambia ciertas situaciones de ese recuerdo.

Te cuento que cuando lo hice me costo trabajo cambiar el momento en el cual me enoje. Se que te puede pasar, pero puedes hacer este ejercicio varias veces y cambiar el panorama cuantas veces quieras. Esto con la finalidad de cambiar un poco tus pensamientos.

Como ejercicio te invito a utilizar la zona de comentarios de este artículo y expresar lo que sientes. Te aseguro que sera un buen comienzo.

Te envió muchos ánimos y un enorme abrazo.

Tu amiga Lorena.